Usamos cookies para personalizar publicidad, analizar tráfico y ofrecer servicios relacionados con redes sociales. Al utilizar nuestra Web, aceptas nuestra Política de Cookies.

Aceptar
+5493414228989Lunes a viernes de 9 a 18 hs.

#Mercado

Dolar Soja y el Mercado Inmobiliario

Filtrar
Compartir

Con las expectativas positivas generadas por el anuncio del dólar soja y en los primer día de funcionamiento del mercado local, el dólar blue se desplomó quince pesos, el nivel más bajo desde el 11 de julio. El sector inmobiliario sigue con atención el panorama y con espectativas de un derrame de inversiones en inmuebles. Con esta medida, que estará vigente solo hasta el 30 de septiembre, se busca que los agroexportadores liquiden US$ 5.000 millones este mes -un 35% más de lo que estaba previsto - y así reforzar las reservas netas del Banco Central, que hoy están por debajo de los US$ 1.000 millones. 

Hoy tenemos un escenario que lejos de ser local o regional llega para presentarse cómo global. Antes que nada y como premisa si hablamos de inflación, debemos saber se trata de una realidad mundial y que todo inversor busca poner sus activos a resguardo y evitar perder ante la suba de precios. A tal punto que es determinante a la hora de evaluar acciones o movimientos financieros desde todos los sectores, el campo y el mercado inmobiliario no son las excepciones. 

Nos encontramos con un mercado de granos que reporta ventas en alza, donde el incremento es más qué interesante. No obstante debemos marcar dos tendencias. Por un lado, productores que no quieren vender salvo que tengan la necesidad de hacerlo para cubrir obligaciones, comprar agroinsumos y/o situaciones particulares; y por otro, aquellos que empiezan a analizar el hecho de inmovilizar esas partidas, no sería lo óptimo pensando en cambiarlos por activos. Es allí dónde la inversión inmobiliaria aparece nuevamente cómo una opción clave. Si pensamos en inversiones por fuera de lo inherente al agro (maquinarias, herramientas, insumos, etc) el mercado inmobiliario siempre fue la alternativa número. Hoy de a poco y sostenidamente, el ladrillo vuelve a resultar una elección más que atractiva para el hombre de campo.

El rol del corredor inmobiliario formado, capacitado y asesorado en este contexto es fundamental dado que se encuentra en condiciones de comunicar, con los debidos fundamentos. Comprar un inmueble en este 2022 no debe medirse por la rentabilidad sino por la revalorizacion del patrimonio. Ya que inmovilizar recursos, lejos de ser una situación de resguardo pasa a ser una acción que puede significar una muy mala jugada. 

Si uno analiza y estudia los registros de los últimos 5 años (2017 - 2022) hoy invertir en un inmueble es una situación de análisis de mínima. Ante esta realidad no hay muchas inversiones que con una inflación que apunta al 90% den una verdadera rentabilidad positiva. Solo con ver el comportamiento de bonos, acciones del estado y privados que perdieron frente a la inflación nos reflejan una radiografía más que clara. Asimismo tenemos una rentabilidad que si bien mejoró y mucho aún está lejos de las mejores épocas el dato clave y crucial es entender que también lo son los costos de la construcción. Un mercado con múltiples ofertas y opciones a la venta permiten tener un abanico más qué interesante si evaluamos valores en relación a ubicación y calidad constructiva. Hoy el segmento demandando por el inversor del campo abarca la línea de los usd 50.000 cómo promedio. Tener dólares billetes inmovilizados es enfrentarse a la posibilidad real de perder poder adquisitivo, mientras que adquirir un inmueble en la actual línea de valores ofrece resguardo patrimonial y una proyección de recupero en un plazo mediato. 

"El movimiento del dólar soja va a ser importante, pero no es inmediato. Mucha gente tomó la decisión de vender su producción, pero por los múltiples pasos de la operatoria no se va a ver el registro efectivo de esas operaciones hasta dentro de siete días", señaló el economista Salvador Di Stéfano. 

Por otro lado señaló otro referente en economía aseguró que "debemos estar atentos a la evolución de los dólares bursátiles en los próximos días, para el fin de la semana tendremos una visión sobre si la gran liquidación de granos del día lunes será sostenida y se acercara al objetivo del gobierno, o solo se liquido para cubrir los gastos atrasados del sector.

Será clave revisar en cuanto afectara esta suba de precios a la producción avícola, la industria lechera y demás industrias que tienen como insumos derivados de soja, para evaluar qué impacto inflacionario llegara al consumidor. Sin embargo, una baja de los dólares bursátiles e informales, afectara positivamente al menos por un periodo de tiempo al sector inmobiliariario, que podría derramar en la concreción de operaciones que se habían congelado por la suba de los diferentes dólares" Opinó Diego Vaiana Asesor Financiero. Agente de Bolsa. Mat. CNV 1061

Ser expectantes y estar informados es clave al día de hoy. Las opciones están sobre la mesa. Y el ladrillo asoma una vez más, cómo a lo largo de la historia, cómo el activo más seguro y de mejor proyección, vislumbrando los ciclos qué han pasado y los que están por venir. 

Volver

Suscribite a nuestro Newsletter

Dejanos tu e-mail! Recibí ingresos de nuevos inmuebles, propiedades relacionadas con tus búsquedas y novedades del sector inmobiliario.